Texto Oculto

Inicio
Ortografía general
Miércoles, 25 de Febrero de 2009 17:35

La tilde

En el español existen dos tipos de acento, uno es el acento prosódico y otro es el acento gráfico.

 

El primero de estos acentos hace referencia a la mayor fuerza con que se pronuncia una sílaba de una palabra polisílaba. Este tipo de acento se encuentra en todas las palabras polisílabas y puede servir para diferenciar palabras según la sílaba en la que se encuentre su mayor acento.

Por ejemplo: público – publico – publicó.

 

El segundo tipo de acento es el acento gráfico o tilde. No se utiliza siempre y es el rasgo que en determinados casos se emplea en alguna vocal para marcar la mayor intensidad tonal con que debe pronunciarse tal sílaba para darle el sentido correcto a la palabra.

 

Las palabras pueden clasificarse por su acento, por ejemplo: las agudas son aquellas palabras en donde la mayor fuerza respiratoria se realiza sobre la última sílaba (camión, pa, amor, parís, audaz…).  Las palabras llanas o graves son las que llevan el acento en la penúltima sílaba, por ejemplo: au-to--vil, di-fí-cil, ca-rro, ángel, ma-ri-po-sa.

 

 Las palabras esdrújulas son aquellas cuya mayor fuerza de acentuación cae sobre la antepenúltima sílaba. Por ejemplo: ca--li-co, -li-co, -si-co,  -gi-co, e-léc-tri-co. Finalmente, las palabras sobreesdrújulas son aquellas en las que la mayor fuerza espiratoria cae sobre las sílabas anteriores a la antepenúltima, por ejemplo: en-tré-ga-se-la, vén-de-se-lo, re-cuér-da-me-lo.

 

Reglas generales para el uso de la tilde:

  1. No se acentúan palabras monosílabas a no ser que se trate de dos palabras homófonas (aquellas que tienen la misma pronunciación pero su ortografía y significado son diferentes) con diferente función.

  2. Llevan siempre acento las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas.

  3. Las palabras graves y agudas llevaran tilde según sea su terminación. Las agudas se tildan cuando terminan en VOCAL, o en N o S. Las graves llevan tilde cuando terminan en consonante diferente a N o S. 

La tilde Diacrítica

Su función es diferenciar palabras que se escriben de la misma forma, pero su significado es diferente. De esta manera la tilde diacrítica se emplea en casos como:



Uso de algunas consonantes

Uso de la b

  • Se escriben con b los verbos terminados en –bir: escribir, percibir.  Excepción: hervir, vivir y servir; los verbos terminados en –buir: distribuir, contribuir; los verbos deber, beber, caber, saber y haber; las formas verbales terminadas en –aba, -abas, -aba, -ábamos, -abais, -aban del pretérito imperfecto del indicativo de los verbos de primera conjugación y del verbo ir.

  • Se escriben con b las palabras que empiezan con el prefijo biblio- (‘libro): bibliografía, biblioteca; con los prefijos bien-, bene-, ben- (‘bien’): bienestar, beneficiar, beneplácito; con los prefijos bi-, bis-, biz- (‘dos’ o ‘dos veces’): bifocal, bisabuelo, bizcocho; con las sílabas iniciales –bu-, bur-, bus-: burla, busto, butaca. Excepción: vudú.

  • Se escriben con b los términos que contienen el elemento bio-, -bio (‘vida’): biología, microbio; las palabras terminadas en –bilidad, -bundo, -bunda: amabilidad, vagabundo, meditabunda.

  • Siempre se escribe b delante de otra consonante: absoluto, abrir, able, obtuso. Excepción: ovni. Igualmente después de m: cambio, ambulante, combatir, lumbago.

Uso de la v

  • Se escriben con v las palabras que empiezan con eva-, eve-, evi, evo-: evaluar, eventual, evitar, evolución.  Excepción: ébano, ebanista.

  • Después de las sílabas ad-, sub-, ob-:advertir, subvención, obvio.

  • Las palabras que comienzan con los prefijos vice-, viz-, vi- (‘en lugar de’): viceversa, vizconde, virrey.

  • Los adjetivos terminados en –avo, -ava, -evo, -eva, -eve, -ivo, -iva: esclavo, octava, nuevo, longeva, nueve, compasivo, misiva. Excepción: sílaba, mancebo. Las palabras graves terminadas en –viro, -vira: triunviro, Elvira; las esdrújulas terminadas en –ívora, -ívoro: insectívora, herbívoro. Excepción: víbora.

  • Los verbos terminados en –olver: volver, resolver; los presentes del indicativo, subjuntivo e imperativo del verbo ir: voy, vaya, ve; las formas verbales del pretérito perfecto, del imperfecto y del futuro subjuntivo de los verbos estar, andar, tener: estuvimos, estuviéramos, estuviéremos, anduve, anduviera, anduviere, tuvimos, tuviera, tuviere.

Uso de la w


Esta letra se emplea en palabras de origen germánico, en las que representa el fonema /b/: Wagner; y en palabras de origen inglés en las que representa el fonema /u/: whisky.


Uso de la c

  • Se escribe c para representar el fonema /k/ ante a, o, u, ante consonante y en posición final de sílaba y de palabra: cama, copa, cuna, acto, frac.

  • Se escribirá -cc- en posición final de sílaba cuando en alguna palabra de la familia léxica parezca el grupo ct: adicción (por su relación con adicto), dirección (por su relación con directo).

  • Se escribe c delante de e, i: nacer, cocí, cacería, cena, negocio, receta.

  • Se escriben con c los sufijos –acia, -icio, -icia, -ecer, -ancia, -encia: acrobacia, servicio, sucio, avaricia, agradecer, abundancia, eficiencia. Los sufijos –cito, -cico, -cillo, -cecito, -cecillo: cofrecito, torácico, algodoncillo, piececito, pececillo.

  • Los sustantivos terminados en –ación y –ción: salvación, obtención, rendición.

Uso de la z 

  • Se escribe con –zc- la primera persona del singular del presente indicativo y todas las del presente subjuntivo de los verbos irregulares terminados en –acer (excepto hacer), -ecer, -ocer (excepto cocer) y –ucir: nazcan, envejezco, reconozco, reproduzca.

  • Se escriben con –z final las palabras cuyo plural termina en –ces: paz, (paces), pez, (peces).

  • Se escribe z delante de a, o, u, y en posición final de sílaba: caza, lazo, cazuela, luz.

  • Se escriben con z los sufijos –anza, -azgo, -azo, -azón, -ez, -eza, -iz, -az, -izo: añoranza, mecenazgo, tablazo, corazón, escacez, realeza, matriz, falaz, primerizo.

  • Los verbos acabados en –izar: amenizar, finalizar, realizar.

Uso de la s 

  • Se escriben con s las palabras que llevan este sonido antes de p, t: espera, estepa, costumbre, caspa. Excepción: Azteca, pizpireta, gazpacho.

  • Las palabras terminadas en –sivo, -sis, -ismo, ista: alusivo, análisis, clasicismo, pista.

Uso de la k

  • Se escriben con k palabras procedentes de otras lenguas en las que se ha tratado de respetar la grafía originaria: káiser, kivi, kurdo. Muchas de estas palabras son de reciente incorporación (neologismos): kékir, kárate, parka.

  • Palabras derivadas de nombres propios extranjeros: kantiano, kafkiano, etc.

  • Las abreviaturas de las palabras que designan unidades de peso y medidas: kg (kilogramo), km (kilómetro).

 Uso de la q

  • La q siempre aparece ante la u que no tiene sonido ante e, i: esquema, quinientos.

  • Se escriben con qu algunas palabras del vocabulario científico y palabras y locuciones latinas en que este dígrafo precede a las vocales a, o: quark, quórum. En estos casos, la u debe pronunciarse.

 Uso de la g

  • El fonema /g/ se representa mediante la g ante las vocales a, o, u: gasa, goma, gula; al final de sílaba: dogma; y agrupado con otras consonantes: grito, glucosa, gnomo. El dígrafo gu representa este fonema ante e, i: guerra, guisar. En el caso de que ante e, i  la g y la u deban tener sonido independiente, la u llevará diéresis: antigüedad, desagüe, lingüística.

  • Se escriben con g las palabras en las que el fonema velar preceda a cualquier consonante: gramo, glicerina, designar.

  • Las palabras que empiezan por ges-, gene-, o geni-: gesta, genética, genio; las que empiezan por leg-: legión, legible. Excepción: lejía. Las que empiezan por el prefijo geo- (‘tierra’): geografía, geología.

  • Las palabras que terminan en –gélico, -genario, -gético, -génico, -géneo, -genio, -gésimo, -gesimal y -génito: evangélico, octogenario, energético, fotogénico, homogéneo, ingenio, vigésimo, sexagesimal, congénito. Las palabras terminadas en –gente, y –gencia: exigente, urgencia. Las palabras que terminan en –logía, -gogia o –gogía: teología, demagogia, pedagogía.

  • El grupo de letras inge: ingeniero. Excepción: injerto, injerirse.

  • Los verbos terminados en –igerar, -ger, -gir: refrigerar, proteger, rugir. Excepción: tejer, crujir.

  • Las palabras terminadas en –gia, -giénico, -ginoso, -gio, -gión, -gional, -ginal, -gionario, -gioso, -gírico: logia, higiénico, cartilaginoso, contagio, región, regional, virginal, legionario, religioso, panegírico. Excepciones: las palabras terminadas en –plejia o –plejía: apoplejía, paraplejia.

  • Las terminaciones –ígeno, -ígena, -ígero, -ígera: indígena, oxígeno, belígero. 

Uso de la j 

  • El fonema /x/ se representa con j ante cualquier vocal: jarra, jeque, jilguero, joya, jugo y con g ante e, i: geografía, giro

  • Se escriben con j las palabras derivadas de otras que tienen j ante las vocales a, o, u: rejilla (de reja), cojera (de cojo), enrojecer (de rojo).

  • Las palabras que terminan en –aje, -eje, -jería: peaje, hereje, relojería.

  • Los verbos terminados en -jear: canjear. Excepción: aspergear. Las formas verbales del pretérito perfecto e imperfecto y el futuro subjuntivo de los verbos traer y decir, así como de los verbos terminados en –ducir: traje, dije, trajera, dijera, trajere, dijere, conduje.

  • Las palabras que comienzan con aje- y eje-: ajetreo, ejecución. Excepción: agencia, agente, agenda.

  • Al final de palabras: reloj, carcaj. Excepción: zigzag.

 Uso de la h 

  • Aparece a menudo al principio de palabra: historia, hacer, hablar, etc. En esta posición aparece antes de los diptongos ia, ie, ue, ui: hiato, hierba, huevo, huidizo.

  • Intercalada entre dos vocales: almohada, cohecho, búho, sobre todo en palabras que llevan el diptongo –ue- precedido de vocal: cacahuete, alcahueta. Puede aparecer al final de algunas interjecciones: oh, ah, eh, bah.

  • Las palabras que llevan los prefijos griegos homo (‘hombre’), hecto (‘cien’), higro (‘humedad’), hetero (‘otro’), holo (‘todo’), hexa (‘seis’), hidr (‘agua’), hiper (‘superioridad’ o ‘exceso’), hipo (‘debajo de’ o ‘escasez de’): homosexual, hectolitro, higrómetro, heterogéneo, holograma, hexagonal, hidrógeno, hiperglicemia, hipoglicemia.

  • Las palabras que empiezan por los sonidos histo-, hosp-, hum-, horm-, herí-, hern-, holg-, hog-: historia, hospital, humano, hormona, hermosura, herniado, holgazán, hogareño.

  • Se escriben con h las formas de los verbos haber, hacer, hallar, hablar, habitar: hemos, hicimos, hallado, hablaremos, habitaba.

 Uso de la y

  • Se escriben con y las palabras que terminan con el sonido correspondiente a i precedido de una vocal con la que forma diptongo, o de dos con las que forma triptongo: ay, hoy, buey, ley, Uruguay. Excepciones: sarahuai, bonsái.

  • La conjunción copulativa y: Efraín y María, cielo y tierra. Esta conjunción se convierte en e ante una palabra que empiece por i (literatura e idiomas), salvo si esa forma i forma diptongo (cobre y hierro).

  • El gerundio del verbo ir: yendo.

  • Las palabras que contienen la sílaba –yec-: inyectar, abyecto, proyección.

  • Las palabras en las que el sonido [i] sigue a los prefijos ad-, sub-, dis-: adyacente, subyugar, disyuntivo.

  • Algunas formas de los verbos caer, raer, creer, leer, poseer, proveer, sobreseer, y de los verbos acabados en –oír, -uir: cayera, creyendo, leyendo, desoyó, rehuyó.

  • Los plurales de los nombres que terminan en y en singular: rey/reyes.

 Uso de la ll

  • Se escriben con ll las palabras que terminan en –illa, -illo: costilla, cigarrillo.

  • Los verbos terminados en –illar, -ullar, -ullir: chillar, apabullar, bullir.

  • Las palabras que comienzan con fa-, fo-, fu-: fallar, folleto, fullero.

 Uso de la m

  • Se escribe m antes de p y b: campo, imposible, también, cambio. Se escribe n antes de v: invitar, envío.

  • Se escribe m al principio de palabra, cuando precede a la n: mnemotecnia. En estos casos se puede simplificar la grafía por n: nemotecnia.

  • Al final de muchos latinismos y algunas palabras extranjeras: currículum, Vietnam, álbum.

Uso de la p 

La Real Academia recomienda conservar el grupo ps- en posición inicial: psicología, psicosis. Excepción: palabras con el prefijo seudo- (seudónimo, seudópodo). Se debe mantener el grupo –pt- en palabras como septiembre o séptimo.


 Uso de la r

  • Se escriben con r todas las palabras que tienen el sonido vibrante simple en posición intervocálica o después de b, c, d, f, g, k, p, t: moreno, brazo, crema, drama, fresa, grande, krausismo, prado, tramo.

  • Las palabras que tienen el sonido vibrante múltiple en posición inicial de palabra: razón, rosa.

  • Las palabras que tienen el sonido vibrante múltiple después de cualquier otra consonante que pertenezca a una sílaba distinta: acreedor, Enrique, honra, israelita.

  • Las palabras que tienen el sonido vibrante simple al final de sílaba: arpegio, perla, amor.

 Uso de la rr

  • Se escribe rr cuando el sonido vibrante múltiple está en posición intervocálica: parra, arrullo, carro.

  • Los compuestos cuyo segundo elemento comience por r y quede entre vocales: pelirroja, vicerrector.

Uso de la t

La Real Academia recomienda simplificar la grafía del prefijo latino post- presente en palabras como postoperatorio o postdata, en la forma pos-: posoperatorio, posdata.


Uso de la x 

  • Se escriben con x inicial las palabras que comienzan con xeno- (‘extranjero’),  xero- (‘seco’), xilo- (‘madera’): xenofobia, xerocopia, xilófono.

  • Las palabras que empiezan por la sílaba ex seguida del grupo –pr-: expresar, exprimir. Seguidas del grupo –pl-: explicar, explotar. Excepciones: esplendor y sus derivados, esplenio, espliego y otras.

  • Las palabras que comienzan con los prefijos latinos ex (‘fuera, más allá, privación’) y extra- (‘fuera de’): excarcelar, extramuros.

  • Las palabras que contienen el grupo -ks-: examen, relax. Excepciones: facsímil, fucsia y sus compuestos y derivados.

  • Las palabras flexión, anexión, complexión y crucifixión y sus derivados.




Descargar

Última actualización el Lunes, 02 de Septiembre de 2013 13:24
 




Twitter
Facebook